“Las alas de la ambición” temporada 3: vuelve la presentadora más agresiva de la televisión

Una serie sin demasiadas sutilezas: dos depredadoras de dos generaciones enfrentadas en esta nueva temporada del éxito turco

Las alas de la ambición
Martin Cid

«Las alas de la ambición» es una serie turca creada por Deniz Yorulmazer protagonizada por Birce Akalay, Miray Daner e Ibrahim Celikkol.

Como ya sabréis, nuestra amiga Asli es capaz de hacerlo todo (literalmente) por presentar las noticias. Tras dos temporadas con mucha, mucha acción, aquí la tenemos de nuevo, más calmada y (aparentemente) menos agresiva. Y es que el tiempo le ha enseñado que hay que disimular un poco, al menos entre los compañeros de trabajo.

Pero no se preocupen, que nuestra querida Asili, sigue dispuesta a absolutamente todo por seguir en lo más alto de la televisión… y encontrar el amor.

Al otro lado, Lale, relegada a un canal por internet. La antigua reina de la televisión seguro que nos depara nuevas sorpresas, porque es otra depredadora, llena de ambición.

“Las alas de la ambición” es una serie a la que le tenemos que reconocer una cosa: ¡engancha!

Sobre la serie

Una serie turca en la que son todo conflictos, todo amores, engaños… protagonizada por dos mujeres que luchan en lo profesional y en lo sentimental.

La serie ha evolucionado, y ahora son más los personajes y las historias secundarias se multiplican: nuevas ambiciones, nuevas promesas y nuevas traiciones.

La serie está contada con una voz en off que simula un documental de naturaleza, por eso de hablarnos de los depredadores que, esta vez, han cambiado la sabana por el mundo televisivo. Seamos sinceros: esto le da su toque gracioso a la serie.

“Las alas de la ambición” es una de esas series que no tienes más remedio que mirar con media sonrisa. Sus creadores lo saben, y no dudan en introducir sutiles golpes de humor, exagerarlo todo hasta que, sin remedio, los argumentos son tan rebuscados que todo cae en un embrollo a lo “Falcon Crest”. Pero es el esilo que buscan, el que quieren y el público le da la razón como se lo dio a la serie de los ochenta: es todo un éxito y los números la avalan.

No está nada mal en lo cinematográfico: buenos decorados, buena producción y las dos actrices principales están perfectas en sus papeles. Nos dan una buena historia de lucha generacional que, exagerada hasta más allá de la lógica, resulta divertida y entretenida.

Nuestra opinión

Una serie de las de antes, exagerada, llena de intriga y de personajes malvados dispuestos a todo por cumplir sus sueños.

Divertidísima.

Comparte este artículo
Seguir:
Escritor, fumador de pipa y fundador de MCM
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *