Bill Nighy El hombre de las mil caras

Bill Nighy es un actor británico conocido por su versatilidad y sus papeles emblemáticos en cine, televisión y teatro. Saltó a la fama en la década de 1990 con sus interpretaciones en populares programas de la televisión británica como «The Men’s Room» y «Still Crazy». Desde entonces, ha aparecido en numerosas películas aclamadas como «Love Actually», la franquicia de «Piratas del Caribe» y «Harry Potter y las reliquias de la muerte». Nighy es también un respetado actor de teatro, habiendo ganado un premio Tony por su interpretación en «The Vertical Hour» en Broadway. Su inconfundible voz también le ha hecho muy popular como actor de doblaje en anuncios, documentales y películas de animación.

Vida temprana

Bill Nighy nació como William Francis Nighy el 12 de diciembre de 1949 en Caterham, Surrey, Inglaterra. Era el hijo menor de Alfred Nighy y Catherine Josephine Nighy (de soltera Whittaker). Su padre regentaba un taller de coches después de trabajar en el negocio familiar de deshollinado de chimeneas.

Nighy asistió a la John Fisher School, una escuela católica romana de Purley, donde no le interesaban los deportes pero disfrutaba con las obras de teatro. Trabajó brevemente como mensajero para la revista The Field antes de dejar la escuela a los 17 años. Aunque sus padres le animaron a estudiar Derecho, Nighy prefirió dedicarse a la interpretación.

Bill Nighy
Bill Nighy, Sarah Holland, Meredith Ostrom, Clare Bennett, Sarah Atkinson, Vicki Murdoch, Katherine Poulton, and Tuuli Shipster in Love Actually (2003)

Los comienzos de la carrera de actor

La carrera como actor de Bill Nighy comenzó en el teatro y la radio en la década de 1970. Trabajó en el Everyman Theatre de Liverpool y en el National Theatre de Londres, donde participó en producciones como The Pinter Plays y Arcadia, de Tom Stoppard.

Su gran éxito se produjo en 1980, cuando interpretó a Sam Gamgee en la dramatización radiofónica de la BBC de El Señor de los Anillos. Su interpretación del leal compañero hobbit de Frodo le valió un mayor reconocimiento y le llevó a interpretar papeles más destacados en el teatro y la pantalla.

En 1985, Nighy hizo su primera aparición importante en televisión como el malogrado inspector John Frost en la serie The Men’s Room. Aunque la serie solo duró una temporada, la matizada interpretación de Nighy como hombre que lucha contra el alcoholismo y las presiones laborales recibió elogios de la crítica.

El escenario siguió siendo una plataforma importante para Nighy. En 1989, realizó una aclamada interpretación en Map of the World, de David Hare, que le valió una nominación al premio Laurence Olivier. Este reconocimiento contribuyó a consolidar su reputación como actor versátil y de talento.

Ascenso a la fama

Bill Nighy fue reconocido por primera vez por su interpretación de una estrella del rock en la comedia de 1991 Still Crazy. Aunque era un papel pequeño, Nighy aportó una energía y un carisma electrizantes que llamaron la atención del público y la crítica.

La estrella de Nighy siguió ascendiendo cuando fue elegido para una serie de aclamadas películas británicas a lo largo de la década de 1990. Recibió elogios por sus papeles en películas como Ser humano, Cuento de hadas: Una historia real» y «Todavía estoy loco», en las que trabajó con directores como John Duigan, Charles Sturridge y Brian Gilbert. Nighy también empezó a colaborar con aclamados actores como Robin Williams, Dominic West y Helena Bonham Carter.

Varias de las interpretaciones más memorables de Nighy en la década de 1990 fueron fruto de su colaboración con el director Stephen Poliakoff. Poliakoff eligió a Nighy para las películas para televisión Capturando a Mary y El príncipe perdido, que permitieron al actor mostrar su gama emocional y su talento para meterse en diversos personajes. Su colaboración en múltiples proyectos fue un paso clave en el camino de Nighy hacia papeles de más alto nivel.

Principales papeles en el cine

Bill Nighy ha interpretado muchos papeles memorables en grandes películas a lo largo de su carrera. Algunas de sus interpretaciones más aclamadas son:

  • Love Actually (2003)< – Nighy interpretó a la estrella del rock Billy Mack en esta comedia romántica. Su interpretación humorística le valió un premio BAFTA al mejor actor de reparto.
  • Serie Piratas del Caribe (2003-2017) – En el papel del pirata con tentáculos Davy Jones, Nighy dio vida a un excéntrico villano mediante CGI de captura de movimiento. Recibió elogios de la crítica por su trabajo en El cofre del hombre muerto y En el fin del mundo.
  • El mejor hotel exótico Marigold (2011)< – Nighy interpretó a un jubilado británico que se traslada a la India en este sorprendente éxito indie. Fue nominado al Globo de Oro al mejor actor de comedia o musical por su conmovedor papel.
  • Their Finest (2016)< – En este drama de la Segunda Guerra Mundial, Nighy encarnó a un actor en decadencia contratado para impulsar películas de propaganda. La crítica alabó su divertida y conmovedora interpretación.
  • El Golem de Limehouse (2016) – Nighy interpretó a un inspector a la caza de un asesino en serie en el Londres de 1880. Obtuvo nominaciones al British Independent Film Award y al Círculo de Críticos de Londres por el escalofriante papel.

Nighy ha demostrado su versatilidad en superproducciones de gran presupuesto, películas independientes aclamadas por la crítica y todo lo demás. Su capacidad para meterse en personajes poco convencionales le ha convertido en un actor muy solicitado.

Teatro y televisión

Bill Nighy es aclamado por su trabajo en teatro y televisión, además de por su carrera cinematográfica. Ha protagonizado numerosas producciones teatrales en Londres y Nueva York.

Algunas de las interpretaciones más aclamadas de Nighy han sido el papel de Bernard en Arcadia en el National Theatre, Valmont en Les Liaisons Dangereuses en el West End, y junto a Carey Mulligan en Skylight en Broadway. Fue nominado al premio Olivier al mejor actor por su trabajo en Arcadia.

En televisión, Nighy ha recibido elogios por sus interpretaciones en series británicas como The Men’s Room, donde interpretó al profesor Mark Carleton, y State of Play, como Cameron Foster. Ganó un premio BAFTA de televisión al mejor actor por State of Play en 2004. Nighy también tuvo papeles memorables en La hija de Gideon, de HBO, y en la miniserie de la BBC Page Eight, por la que fue nominado a los Globos de Oro. Sus matizadas interpretaciones en teatro y televisión demostraron su impresionante variedad como actor.

Talento cómico

Bill Nighy es ampliamente elogiado por sus dotes cómicas y sus interpretaciones en varios papeles cómicos memorables. Aunque ha interpretado muchos papeles dramáticos, Nighy ha demostrado ser un dotado actor cómico capaz de un excelente timing y entrega.

Varias de las interpretaciones más aclamadas de Nighy han sido en comedias o dramedias. A menudo interpreta a personajes excéntricos, inexpresivos o socialmente torpes que le permiten exhibir su seco ingenio. En la exitosa comedia romántica de 2003, Love Actually, Nighy interpretó a una estrella del rock envejecida y desesperada por conseguir un número uno navideño. Su papel de músico pretencioso y extravagante fue considerado uno de los más destacados de la película.

Nighy obtuvo un reconocimiento similar por su papel del escurridizo político Norman Cavendish en la comedia La chica del café (2005). Su carismático pero torpe personaje estaba lleno de hilarantes contradicciones. Otro giro cómico memorable llegó en la comedia negra de 2018 The Bookshop, en la que Nighy interpretó a un aristócrata local solitario. Las críticas elogiaron su capacidad para captar el humor y el patetismo del papel.

A lo largo de su carrera, Nighy ha demostrado ser un experto en buscar y encarnar personajes cómicos únicos. Sus interpretaciones están a menudo impregnadas de un humor discreto y sereno que hace que sus personajes sean aún más divertidos. La habilidad de Nighy para la comedia ha añadido una dimensión memorable tanto a comedias como a dramas.

Vida personal

Bill Nighy ha tenido una agitada vida sentimental. Mantuvo una larga relación con la actriz Diana Quick, con la que tiene una hija llamada Mary Nighy. La pareja se separó amistosamente en 2008 tras 27 años juntos.

Nighy también tiene un hijo llamado Billy, fruto de una relación anterior con otra mujer. A pesar de su destacada carrera, Nighy ha mantenido en secreto a sus hijos y sus relaciones sentimentales a lo largo de los años.

Fuera de la actuación, Nighy tiene una amplia gama de intereses. Es un ávido lector y aficionado a la literatura, con predilección por autores como John Updike, Philip Roth y Richard Yates. Otras de sus aficiones son coleccionar guitarras antiguas, escuchar música y seguir el fútbol inglés, especialmente al equipo Tottenham Hotspurs.

Nighy ha declarado que también le gusta la jardinería y cultivar orquídeas en su tiempo libre. Tiene una personalidad relajada y ha declarado que prefiere no llevar un estilo de vida ostentoso. A pesar de su exitosa carrera como actor, Nighy es una persona humilde y con los pies en la tierra.

Activismo y obras de caridad

Nighy apoya desde hace tiempo diversas causas y organizaciones benéficas. Es conocido por ser un defensor de la acción por el clima y habla con regularidad de la urgente necesidad de hacer frente al cambio climático. Algunas de las organizaciones benéficas y causas que ha apoyado a lo largo de los años son:

Oxfam: Nighy es embajador de Oxfam desde 2004. Ha viajado con Oxfam para conocer de primera mano su labor en lugares como la India y Armenia. También hace campaña y recauda fondos para Oxfam en temas como la pobreza, el hambre y la justicia climática.

Greenpeace: Partidario activo de Greenpeace desde hace muchos años, Nighy ha participado en protestas y hablado en actos de Greenpeace. Aboga por las campañas medioambientales de Greenpeace, especialmente las relacionadas con la protección de los océanos y la vida marina.

Amnistía Internacional: Nighy apoya desde hace tiempo a Amnistía Internacional y su misión de proteger los derechos humanos en todo el mundo. Ha ayudado a concienciar y recaudar fondos para sus campañas.

Refugiados: Nighy ha sido un firme defensor de los refugiados, denunciando su difícil situación y criticando las políticas gubernamentales que perjudican a los refugiados. Pide políticas y actitudes más compasivas hacia los refugiados.

Salud mental: Nighy, que sufrió depresión en una etapa temprana de su vida, apoya a organizaciones benéficas dedicadas a la salud mental como MIND. Quiere acabar con el estigma y ayudar a la gente a acceder a la ayuda.

Activismo climático: Apasionado de la justicia climática, Nighy ha participado en marchas por el clima y ha hablado en eventos sobre el clima. Insta a los gobiernos a tomar medidas inmediatas para reducir las emisiones.

A través de su defensa y apoyo, Nighy utiliza su plataforma y su voz para defender causas importantes que le son muy queridas. Su activismo refleja su carácter y su deseo de luchar por un mundo más justo y sostenible.

Legado e impacto

Bill Nighy está considerado uno de los actores de carácter británicos con más talento de su generación. Aunque el éxito le llegó más tarde en su carrera, Nighy ha realizado una serie de aclamadas interpretaciones en cine, televisión y teatro. Algunos de sus papeles más emblemáticos son Billy Mack en Love Actually, Viktor en Underworld, Davey Jones en Piratas del Caribe y Philip en El mejor hotel exótico del Marigold.

Nighy suele aportar humor y profundidad a los papeles secundarios. Su interpretación de una estrella del rock envejecida en Love Actually le valió un BAFTA al mejor actor de reparto y le consagró como un talento cómico. Como Viktor, el anciano vampiro de Underworld, aportó seriedad y complejidad a la franquicia de suspense fantástico. Y como el pirata con tentáculos Davey Jones en Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto, la interpretación de Nighy fue elogiada por anclar el peso emocional de la película.

Por su aclamado trabajo, Nighy ha ganado un BAFTA, un Globo de Oro y un premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres. Ha sido nominado a varios premios del cine independiente británico, Primetime Emmy Awards y Saturn Awards. Aunque aún no ha recibido una nominación al Oscar, muchos críticos creen que se lo merece por su excelente interpretación en numerosas películas.

Con su singular presencia carismática y su capacidad para robar escenas, Bill Nighy se ha consolidado como uno de los actores más respetados y populares del Reino Unido. Sus interpretaciones son a menudo el corazón de las películas, elevando el material y demostrando un inmenso talento y variedad. Nighy sigue siendo uno de los mejores actores dramáticos británicos.

Carrera posterior

Bill Nighy ha seguido aceptando papeles cinematográficos interesantes y variados en las últimas etapas de su carrera. Algunos de sus créditos más recientes incluyen el papel de una estrella del rock envejecida en la comedia dramática Finding Your Feet (2017) y el de un diseñador de moda en el drama histórico The Limehouse Golem (2016).

Nighy volvió a poner voz a Davey Jones en Piratas del Caribe: Los hombres muertos no cuentan cuentos en 2017, retomando uno de sus papeles más famosos. También apareció en el elenco de estrellas de la comedia musical La bondad de los extraños en 2019.

Los próximos proyectos de Nighy incluyen un papel protagonista en Living, un remake de la película de 1952 Ikiru. Interpretará a un funcionario al que diagnostican una enfermedad terminal. Nighy también aparecerá junto a Cate Blanchett en el drama Tár en 2022, interpretando al director principal de una orquesta alemana. Estas próximas películas demuestran que Nighy sigue siendo capaz de asumir papeles protagonistas convincentes a pesar de su avanzada edad.

YouTube video
Molly Se-kyung
Molly Se-kyung
Molly Se-kyung es novelista y crítica de cine y televisión. Además, se encarga de las secciones de estilo.
Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos Artículos