La terapia de remediación cognitiva vincula las habilidades sociales y los problemas de salud mental

A menudo existe una relación entre los problemas de salud mental y la memoria, y esto, por desgracia, puede afectar profundamente a las personas que sufren problemas de salud mental.

¿Qué es la terapia de remedio cognitivo?

La terapia de remediación cognitiva (TRC) es un tratamiento destinado a mejorar la memoria y las capacidades cognitivas. Sus objetivos son mejorar la memoria y las capacidades intelectuales y aumentar la conciencia del pensamiento funcional, y se desarrolló por primera vez para tratar a personas que padecían esquizofrenia.

Los problemas con el pensamiento cognitivo pueden ser o empezar siendo leves. Sin embargo, si empiezan a interferir con actividades cotidianas serias o empeoran progresivamente, es importante intervenir, vigilar y tratar según sea necesario.

¿Cuáles son ejemplos de ejercicios CRT?

Los especialistas trabajan con sus clientes utilizando planes de tratamiento basados en ordenador o en papel y bolígrafo, o un híbrido de ambos, para realizar ejercicios de TRC. Estos ejercicios se centran en el desarrollo de la memoria, la planificación y la concentración. A menudo, estos ejercicios son repetitivos y aumentan gradualmente en dificultad para dar a las personas la oportunidad de acostumbrarse y repasar.

Ayudan a mejorar y trabajar habilidades relacionadas con la planificación, la organización y la resolución de problemas, además de recordar y procesar información. Esto resulta especialmente útil para las personas que padecen esquizofrenia.

Diversas técnicas terapéuticas incluyen el aprendizaje sin errores y los ejercicios de refuerzo selectivo, ambos beneficiosos para la memoria y la concentración. Las tareas de lectura visual ayudan a la memoria y refuerzan los patrones de aprendizaje.

Es importante que estas terapias se orienten específicamente hacia los objetivos del individuo. Un plan de tratamiento personal implica una comunicación eficaz entre el cliente y el especialista, una observación constante y la intervención necesaria para actualizar o adaptar el plan de tratamiento según sea necesario.

¿Qué relación existe entre las capacidades cognitivas y las habilidades sociales?

Las habilidades sociales se ven afectadas por una serie de factores: la falta de un entorno tradicional o estimulante, o incluso la existencia de modelos positivos, pueden dificultar las habilidades sociales. Por desgracia, incluso padecer problemas de salud mental puede afectar negativamente.

Además de ayudar con la memoria y la concentración, la TRC también es beneficiosa para desarrollar las habilidades sociales personales.

Los estudios realizados con niños pequeños indican que ciertas tendencias físicas están relacionadas con las habilidades sociales. En concreto, se trata de los estímulos oculares; existe un fuerte vínculo entre la orientación de la cabeza y los ojos y la comprensión del mundo social.

Por lo tanto, existe una conexión primaria y profunda entre la orientación física y las habilidades sociales. Por lo tanto, es importante asegurarse de que las tendencias físicas de los clientes no se vean inhibidas en modo alguno por problemas de salud mental para conseguir unas habilidades sociales óptimas. Los estudios y los ejercicios aplicados han demostrado el fuerte vínculo existente entre las capacidades cognitivas y las habilidades sociales.

Sin duda, la TRC es beneficiosa para las personas que sufren problemas de salud mental, ya que les ayuda a mantener respuestas sociales y capacidades cognitivas adecuadas.

Artículos Relacionados
Artículos más populares