Mi vida con los chicos Walter: una serie televisiva clásica exclusivamente para adolescentes (insisto: exclusivamente)

Mi vida con los chicos Walter
Martin Cid
Martin Cid

Mi vida con los chicos Walter es una serie protagonizada por Nikki Rodríguez. Con Noah LaLonde, Ashby Gentry, y Johnny Link. Está basada en la novela de Ali Novak.

¿Saben esas series en las que cuando un chico sale de la piscina usan la cámara lenta? Ésta es una de esas series y ustedes eligen si entran en este mundo de hormonas, jugadores de fútbol, problemas de instituto, adolescencia y profundos problemas filosóficos.

Un soleado y caluroso rancho de Colorado  en el que, además, vive un perrito de la raza Boyero de Berna (casualmente tengo uno y sé de lo que hablo).

En cuanto a la historia: estas historias de watpadd son un filón que Netflix ha sabiudo aprovechar: saben conectar con el público al que pretenden llegar y hablar en su lenguaje.

Puede que no sea Shakespeare, pero, al menos en lo comercial, han sabido dar en la diana con las historias que interesan a los adolescentes y, sobre todo, producen muchas reproducciones en streaming.

Todos contentos, salvo tal vez los amantes de la Royal Shakespeare Company, que no encontrarán en “Mi vida con los chicos Walter” un solaz digno para sus cuitas filosóficas.

Crítica de “Mi vida con los chicos Walter”

Sin más preámbulos: “Mi vida con los chicos Walter” es una serie creada por adolescentes y diseñada para adolescentes. Sus problemas, sus inquietudes y todo ese mundo que algunos ya dejamos atrás hace algunos años y que hoy nos puede parecer tan tonto a veces, pero que sigue vendiendo y, por tanto, sigue siendo aprovechado por los productores.

“Mi vida con los chicos Walter” es una serie televisiva clásica con la clásica historia de chica de ciudad que va a un pueblo y tiene que adaptarse a la nueva vida y que, en el trascurso, aprende a madurar, adaptarse y, cómo no, conocerá el amor. Absolutamente nada nuevo, y tampoco se pongan a buscar mucho porque nadie lo ha pretendido: es un entretenimiento diseñado exclusivamente para los adolescentes y no vais a encontrar nada que no hayáis visto ya ni ninguna idea nueva.

¿Funciona? Absolutamente sí, porque la idea y el esquema de producción está tan probado y testado que no puede dejar de funcionar: una serie cimentada en patrones casi culturales que, desde casi los inicios del cine, nos traen estas producciones que entretienen durante la época de adolescencia y que, sin mucho más que ofrecer, se olvidan y pasan a mejor vida.

Está bien producida y es muy televisiva. No tiene un ápice de maldad, y los personajes son encantadores, buenas personas y poseen unos corazones de oro.

Si tienen un hijo adolescente y está enganchado a esta serie, no se preocupen, no encontrará nada que pervierta su alma: es una serie encantadora, limpia y el corazón prístino.

Nuestra Opinión

Una producción que encantará a los adolescentes. Igual que otras, sí; parecida a las anteriores, también. No destaca, pero a nivel de industria y de público, será un éxito por su cercanía con la mentalidad adolescente.

Que la disfruten.

Fecha de estreno

7 de diciembre del 2023

Dónde ver «Mi vida con los chicos Walter»

Netflix

Comparte este artículo
Seguir:
Escritor, fumador de pipa y fundador de MCM
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *