Sombras del pasado (2024) Un thriller con Russell Crowe de detectives, homicidios y misterios sobre la mente y los recuerdos

Un thriller lento que no logra concretar sus buenas intenciones en los giros de guion y que termina resultando anodino

Sombras del pasado
Martha Lucas

Sombras del pasado es un thriller dirigido por Adam Cooper y protagonizado por Russell Crowe. Con Karen Gillian, Marton Csokas, y Tommy Flanagan. Está basada en la novela de E.O. Chirovici.

“Sombras del pasado” no es un thriller original ni una película de las que no hayamos visto antes, sino todo lo contrario, es una película que juega sobre seguro y que, en todo momento, quiere cumplir con las reglas del thriller psicológico de asesinatos: dar un poco de morbo al espectador y, sobre todo, sorprender mediante el racionamiento del misterio mediante giros de guion.

Lo hace y lo hace bien pero sin mucha originalidad, lo que resta efectividad a esos giros de guion.

Buena premisa que, sin embargo, ya hemos visto antes en lo que parecería una mezcla entre Memento y Final Analysis.

Pero que termina por no parecerse a ninguna de ellas.

Sombras del pasado
Sombras del pasado

Argumento

Un detective que ha sido sometido a un tratamiento experimental del Alzheimer  tiene que revisar el caso de un hombre acusado de asesinato en el que él mismo intervino. El caso le lleva a investigar el asesinato de un profesor de Universidad que investiga la mente y los recuerdos y a una misteriosa mujer que trabajaba junto al profesor.

Sobre la película

Para los fans de Russell Crowe: en forma, lo que se dice “en forma” no está, pero sigue siendo un buen actor que, con poco que haga, sabe componer un personaje que podría haber sido más complejo pero que, por la simplicidad del guion, no hay que darle demasiadas vueltas a la hora de interpretar. Muchas veces, se limita a recitar los diálogos y dejar que su personaje se deje llevar por las secuencias y la trama, pero es parte del trabajo del buen actor: adaptarse también a este tipo de películas en las que hay que dejar que los giros estén por encima de las interpretaciones.

Karen Gillian, que es una extraordinaria actriz, tiene el difícil papel de lucir en una película en la que el guion tampoco se lo permite. A pesar de llevar todo el misterio de la trama, no consigue brillar porque los diálogos no lo permiten y, a pesar de todo el misterio que encierra el personaje, no deja de ser un personaje sin misterio alguno más allá del que le otorgan los diálogos.

En cuanto a la dirección: desigual en una película que transcurre lenta, se acelera y se recrea en algunos flashbacks demasiado mientras, a veces, quiere ser un misterio en la mente y, otras, un thriller más de asesinatos. No termina de decidirse, intentando contentar al propio género y a lo que el espectador espera, sin llegar a conseguirlo.

Nuestra Opinión

“Sombras del pasado” va decepcionando y perdiendo interés paulatinamente, a medida que los intentos de girar el argumento resultan fallidos, uno tras otro, y que, cercanos al final, ya no habrá nada que pueda sorprendernos en esta película con buena atmósfera, buenas interpretaciones, pero con un guion predecible en una película totalmente liviana al final.

ETIQUETAS:
Comparte este artículo
Seguir:
Martha Lucas es una apasionada del cine y la literatura. Trabaja en su primera novela y escribe artículos. Encargada de las secciones de teatro y libros en MCM. Sevilla, España. Contacto: martalucas (@) martincid (.) com
Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *